2 de agosto de 2012

Cuando acaba el día, lo que todos deseamos es tener a alguien cerca. Guardar las distancia y fingir que no te preocupan los demás no es más que una sarta de mentiras.Elgimos a las personas que queremos que estén cerca; y cuando las hemos elegido, nos quedamos juntos a ellas. Aunque les hagamos daño.
La gente que se queda contigo cuando el día llega a su fín, es la que merece la pena conservar. Aunque a veces cerca, es demasiado cerca. Sin embargo, a veces la invasión de tu espacio personal es lo que necesitas.

2 comentarios:

  1. ¡uau marta! me encanta este blog, si quieres pasare por el mío y de mi hermana melliza :) www.sovereignlightcaffe.blogspot.com.es/

    ¡vuelve a escribir pronto en el blog porfavor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! me alegro de que te guste :)

      Eliminar